LOS PRO Y CONTRAS DEL REVOCATORIO. MIRANDO ADENTRO DE OPOSICION Y GOBIERNO (Eligio Damas)

Los pro y contras del revocatorio. Mirando adentro de oposición y gobierno Eligio Damas Revisando las redes, después de haber quedado en blanco durante casi una semana, por fallas en internet y luego otra inherente a mi computadora, he hallado que gente de oposición y gobierno hace comentarios acerca del referendo revocatorio. Como en todo lo que se trata de la política, la gente tiende a polarizarse. Unos opinan que tal proceder no le conviene al gobierno y otros a la oposición. Pero pudiera ser que a ninguno de los dos bandos resulte totalmente saludable y ventajoso en última instancia. En mi opinión, a la oposición, aquella compuesta por quienes tienen más de 20 años intentando salir ¡ya! del gobierno, al cual califican sin ningún género de dudas de “chavista” y hasta comunista, no le conviene activar el referendo revocatorio en el supuesto caso que pudiera hacerlo, pese pudiera desencadenar una serie de desencuentros y generar más confusión y distanciamientos entre quienes ejercen y comparten el poder. Y lo dicho también es atinente al gobierno de Estados Unidos. El mecanismo para llegar al revocatorio, ese de recoger un número determinado de firmas valederas, es lo de menos. Pudiera esa oposición, en el plazo previsto, cumplir a cabalidad ese tràmite. Con eso no voy a meterme porque desconozco detalles, no voy a perder el tiempo averiguándolos y menos fastidiar a los lectores con eso por demás insustancial. Segùn la narrativa màs extendida, el presidente pudiera ser revocado con extrema facilidad. Se piensa que, si en algo se pudieran poner de acuerdo con facilidad los potenciales votantes del bando opositor, denominado asì todo el universo que adversa al gobierno, desde la izquierda, lo que pareciera injustificado si no mediase tanto simplismo y sectarismo, hasta la extrema derecha, sería en eso. Revocado el presidente, asunto que, sin negar que es este un pensar muy hipotético, la autoridad competente debe llamar a elecciones para sustituirle en un plazo por demàs breve y perentorio. Ante este dilema, escoger un candidato en tiempo tan breve, la oposición vuelve a correr en desventaja. Uno pudiera pensar, en primer tèrmino, para volver luego con mayor atención, que en el seno del gobierno dado “lo sobrevenido” del asunto, dicho como tanto gustaba al presidente Chàvez, lo que implica asegurar o mantener el poder, lo que al parecer ha sido hasta ahora lo fundamental entre quienes lo componen, hallarìan la manera de resolver la contingencia con rapidez, sin someterse a los peligros de una discusiòn intensa. Tienen la experiencia del proceder del Comandante Chàvez ante la sospecha o temor que pudiera morir en breve. Es màs, no es descartable que, en el seno del Psuv, o en su cúpula, a esta altura, exista un acuerdo de emergencia, para lo sobrevenido, para evitarse confrontaciones que pudieran facilitar el triunfo opositor. La rápida decisiòn de escoger a Jorge Arreaza en sustitución de Argenis Chàvez, quien renunciò al cargo y a presentarse de nuevo como candidato, es una muestra como en el gobierno abundan maneras de abordar problemas de ese tipo con prontitud. El escenario de la oposición es otro. Las elecciones de Barinas, tratándose de un Estado de poca población, alejado de Caracas y de los centros convulsos, pero con una significativa importancia simbólica, por tratarse de la tierra de nacimiento del ex presidente Chàvez y donde los familiares de èste han gobernado en estos 20 ùltimos años, están demostrando, una vez màs, lo difícil que resulta a la oposición ponerse de acuerdo. Y es difícil, màs de lo que en ese universo se cree, porque no es un espacio separado por pequeñas cosas, como discordias personales o desacuerdos en los negocios, sino por distintas oposiciones con visiones, proyectos de país, en buena medida, diferentes. Entre lo que Leopoldo Lòpez, Guaidò, Borges y sus seguidores piensan, planifican y las visiones de otras partes del universo del cual hablamos, hay demasiadas distancias para unirlas fàcilmente en una sola candidatura, sòlo con el propòsito de salir del Psuv. Y conste que, no hablamos de ese universo muy amplio que vota o se abstiene, que va desde la izquierda hasta grupos nacionalistas, democráticos, progresistas e independientes de las relaciones con los partidos, que son una muy buena cantidad. Entre la candidatura de Superlano, su esposa o con quien ahora la ostenta, dada las inhabilitaciones del CNE y la de Claudio Fermìn y quienes a èste apoyan, hay una distancia enorme y una visiòn de país y hacer política totalmente diferentes. En lo inmediato, es màs fácil, pese lo que uno crea, que quienes forman el gobierno se pongan de acuerdo, desatada la emergencia, en una candidatura, que lo haga la oposición, como ya quedó demostrado en lo que respecta a Barinas. Y entonces, en unas elecciones emergentes, desatada por el revocatorio, no es difícil se reproduzcan los resultados del 21-11. En este caso, no sòlo continuarìa gobernando el mismo universo por todo el pròximo período, sino que la oposición extremista y la “diplomacia” gringa, perderìan la voz, al volver con el discurso de la dictadura y el gobierno usurpador e ilegal. Y lo que es màs, ya no tendría el sustento, ese inventado por aquella ùltima, para aplicar sanciones y bloqueos contra Venezuela. Lo anterior bien lo saben los gringos y la gente de Lòpez, que de eso no entiende mucho, lo que falta no hace, terminarìa haciendo lo que aquellos le indiquen, como corredor de primera que no quita el ojo de quien en el campo de juego se encarga de impartir las señales. Equivocarse en esto, entonces implicarìa, de hecho, un reconocimiento al gobierno al que han venido enfrentando brutalmente desde hace màs de 20 años y perder toda credibilidad al acusarlo de dictadura e ilegal. Pero al Psuv y a quienes gobiernan, pese lo anterior, pudiera no convenirle el revocatorio, lo que pareciera como fácil alcanzar. Pues eso podría implicar la uniòn, aunque sòlo sea, en principio, para eso, de una votación opositora muy voluminosa. Y esto podría ser un precedente, estimulante demasiado significativo, atractivo y hasta convincente para que la oposición se esmere por demàs en la búsqueda de acuerdos. Pero tambièn, pudiera desatar discordias, ahondar contradicciones, desacuerdos, hasta decepciones y pèrdida de fe, esperanzas entre la gente del gobierno y sus partidarios. Ademàs, lo que antes hemos dicho, lo relativo a la posibilidad que en los altos mandos del Psuv exista un preacuerdo de contingencia, es sòlo eso, una posibilidad, que aun siendo cierta, por el carácter mismo del acuerdo, no evitarìa distanciamientos y desencantos en los cuadros medios y la militancia. Pero tambièn, ese tipo de acuerdos, tomado entre cùpulas, escenarios ajenos a la realidad, en base a cuestiones hipotéticas, no suelen ser muy coherentes y dignos para dejar satisfecha a la gente y menos a quienes tienen sus esperanzas puestas de entrar a Miraflores a ejercer el mando. Menos sería lo màs saludable para dejar satisfecha a la multitud que milita en el partido, lo que es digno mencionar dado lo que ya antes ha venido aconteciendo, que se rebela con el significativo descenso de la votación de ese universo. Y si ese preacuerdo no existe, pese el breve tiempo del cual se dispone y quizás hasta por eso mismo, no es descartable que en el seno del partido fundado por Chávez, quien alcanzò, entre tantas, la proeza de unificar a un universo disperso, difícil de ponerse de acuerdo en algo, que aunque hoy sea diferente, para decirlo como Kotepa Delgado, algo debe quedar, pudiera desatarse un debate por demàs intenso, inesperado, tantas veces evadido, que produzca cambios inesperados, no deseables y hasta activar nuevas alianzas. Pero “los sueños, sueños son”. Es cierto que en el seno del Psuv concurren fuerzas, grupos, personalidades, con diferentes discursos y hasta sueños y proyectos. Pero si algo es resaltable en la conducta de quienes conducen a ese partido y el gobierno, es la tendencia a comportarse de manera pragmática, en el mejor sentido de la palabra, ante los hechos, retos y confrontaciones. Salvo algunas particularidades, como el caso de Elìas Jaua y sus íntimos, las relaciones dentro del Psuv, en los últimos años, se han mantenido armònicas y han encontrado las maneras de resolver las contingencias sin permitir que “la sangre llegue al rìo”. Las desaveniencias mismas de Jaua con la alta dirección no se tradujo en nada significativo. Las elecciones internas para escoger candidatos a gobernadores y alcaldes, pese todo el enredo que allì hubo, demostró como las tendencias dentro del partido de gobierno, tapan las goteras con rapidez y hasta de manera asombrosa para los observadores externos. Ellos saben bien cuànto se juegan. Tanto como la oposición extremista, aliada incondicional del gobierno de Estados Unidos, alianza que no se ha cansado de exhibir sus procederes poco cristianos y civilizados, les tiene la sentencia firmada y hasta sellada. Reply Reply All Forward

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUBA NO ESTA FRACTURADA, A CUBA LA QUIEREN FRACTURAR

NOTA DE DOLOR

MEXICO DEFIENDE SU INDEPENDENCIA ECONOMICA(Hedelberto Lopez Blanch)